Vigilancia de Niños

Antes, vigilar a los niños era más complicado que ahora porque tenías que estar pendiente de lo que hacían en todo momento y, la única formad e hacerlo, era yendo donde estuvieran ellos. Sin embargo, desde el desarrollo de la videovigilancia y la televigilancia, las cosas han cambiado y, en cuestión de niños, más aún.

Los primeros productos que se sacaron era para permitir que los padres escucharan a sus hijos desde otra habitación pero no podían verlos.

Ahora ya sí, teniendo algunos sistemas de videovigilancia que ofrecen no solo audio sino también imagen, a veces en blanco y negro, otras a color.

Pero parece que no se va a quedar ahí todo. Se siguen desarrollando nuevas cámaras de videovigilancia modernas que ayuden con el cuidado de los niños para que puedas estar en cualquier habitación y, al mismo tiempo, controlando lo que hacen tus hijos, a veces sin que ellos mismos lo sepan.

 

Entre los nuevos sistemas que se están preparando están:

Dispositivos con mejora en las imágenes, uno de los puntos flojos de muchas videocámaras de vigilancia que hacen que no se vea bien.

Sensores avanzados para el sonido, el movimiento y la temperatura ambiente que darán un poco más de información a los padres para saber cómo está su hijo.

Vídeo en la oscuridad, para cuando necesites saber si está bien tu bebé por la noche o cuando le has cerrado todo para que descanse.

Dispositivos con otras funciones, por ejemplo ser capaces de tener canciones de cuna o un conector microSD para grabar fotografías y hacerse pasar por un marco.

Hay algunas más sofisticadas incluso que buscan alertar en caso de que haya algo distinto en la habitación (ya sea un movimiento, un cambio en el bebé o cualquier otro problema que no sea el habitual).

 

Por ahora, no todo está inventado así que habrá más desarrollo en este sector.

 

Tienda     Ir a la TIENDA

Medios

Introducción a los Sistemas de Vídeo Vigilancia